jueves, 4 de febrero de 2016

Zona de confort ... ¿Comodidad o Peligro?


Todo progreso sucede fuera de tu zona de confort.

Para crecer debes atreverte a superar los miedos al cambio o a la incertidumbre. Esto sólo lo consigues cuando eres consciente de tus talentos y recursos.

En nuestra zona de confort nos sentimos seguros y cómodos haciendo lo que siempre hacemos. Estamos convencidos que nada pasa y que siempre vamos a estar bien.

Cuando nos atrevemos a salir de ella, nos encontramos en la zona de pánico, en donde sentimos diferentes inseguridades, creemos que no podemos hacer las cosas, nos da miedo el cambio y nos preocupamos demasiado por la crítica o aprobación de los demás. Es aquí donde podemos ver a nuestros miedos a la cara.

Una vez que superamos la zona de pánico, llegamos a la zona de aprendizaje, en donde la realidad, los desafíos e incluso los problemas hacen que aprendamos nuevas habilidades y ampliemos nuestra zona de confort.

Al superar los diferentes retos de la vida o el trabajo al fin conseguimos superar nuestros miedos, ser más hábiles y competentes y conseguimos llegar al éxito. Construimos una mejor versión de nosotros mismos aprendiendo tanto de nuestros éxitos como de nuestros fracasos y ya no tememos ir por más.

¿Y tú piensas seguir en tu zona de confort?